Héroe

Sabía que no había otra alternativa. Los miembros de su escuadrón estaban destruidos o en retirada. El enemigo que enfrentaba era realmente poderoso y estaba protegido por una gigantesca coraza metálica. Solo quedaba una salida.


Apuntó el morro de su caza, le exigió con toda la fuerza que sus motores podían darle y se lanzó en un último ataque.


La nave maniobra entre estallidos, descargas de plasma y pedazos de metal, restos de una orgullosa fuerza de resistencia. Con cada impacto siente que se desvía de su curso pero su determinación es inamovible.


Su caza no podía compararse en tamaño con este Leviatán tecnológico. Tampoco podía comparase con su, ya mítica, potencia de fuego, capaz de incinerar planetas ciudades completas desde el espacio. Por eso los historiadores escribirán sobre este momento, los poetas cantarán en su honor y los ancianos no permitirán los jóvenes olviden su sacrificio...


Sin embargo, él no piensa en la Gloria de la Historia. Su mente se llenó de recuerdos, recuerdos de amigos y familiares, recuerdos de momentos felices, recuerdos de amores y pasiones, recuerdos de lo que ya no existe, sus recuerdos…Lo único que este monstruo no le pudo quitar.


Lanzó un grito de guerra justo antes de estrellarse contra el puente de mando.


El gigantesco Leviatán metálico comienza a moverse erráticamente. Ante la falta de control, el fuego atómico de sus reactores se rebela y, finalmente, con el brillo de un sol desaparece.


Todos los planetas están libres…


En el Monte Palomar, dos astrónomos discuten acaloradamente mientras caminan a la salida del observatorio. El más joven sostiene unas fotografias mientras que el más viejo da muestras de un enojo mal disimulado:
- Le digo, Profesor, que algo explotó cerca de…
- ¿Lograste fotografiarlo?
- Sí, Profesor. Mire… Aquí se ve como…
- ¿Preguntaste a los otros observatorios?
- Sí, Profesor, pero ninguno reportó nada…
- Esta explosión, ¿Nos afecta de alguna forma?
- No, Profesor, lo que pasa es…
- Entonces catalógalo y mételo al archivo.
- Pero, Profesor, yo…
- Entiende que no es importante.
- ¿Qué?
- Mira: Ese sistema está a varios años-luz de aquí, es decir, lo que haya pasado, fue hace mucho, mucho tiempo en un lugar muy lejano y si no nos afecta, entonces no importa.
- Pero…
- ¡No importa! ¿Queda claro? Ya olvídalo.
Ambos salen del edificio. El más joven observa como es abandonado en el estacionamiento. Por unos minutos mira con seria expresión las fotografías para luego voltear a ver las estrellas, preguntándose si algún día llegará a saber que fué lo que pasó.


Autor: Thax2001
Escrib� tu opini�n sobre Héroe
Nombre o Nick:
T�tulo:
Comentario: