Las desgracias de un libro:
Era un libro diminuto, limitado en el cartn brillante...
Hombres...:
Increiblemente...a pesar de todo lo que hice...nunca aparecio, claro, no te puedo contar asi...no me vas a entender... Mejor desde el principio...
Radiosexo:
La estentrea voz del locutor hace temblar los vidrios del pequeo estudio de radio...