Radiosexo

La estentrea voz del locutor hace temblar los vidrios del pequeo estudio de radio:
- "Si amigo, si amiga...llega el programa que vos esperas con espasmos de ansiedad: EL SEXO AL ALCANCE DE TODOS. Y sin ms prembulos, los expongo a la clida, carismtica, casi mgica presencia del conductor y creador de este espacio: el celebre Doctor Jos Mara Poratriqui, Director de la Clnica especializada Tresalhilo"
-"Muy buenas tardes, queridos amigos! Hoy tenemos un programa tan bueno que da asco, en el que nos vamos a internar nuevamente en este tema delicado, espinoso, penetrante casi diramos: la sexualidad. Cmo encaramos nuestra sexualidad los argentinos? Qu pasa si no pasa nada? Cmo somos en la intimidad los hombres, mujeres y los que caminan por la medianera? Intentaremos contestar estos interrogantes y muchos otros, especialmente los que nos hagan llegar ustedes"
-"Y, precisamente, hoy tenemos muchas consultas para hacerle, que nos mandan nuestros incontables oyentes, querido doctor"
-"Adelante, estimado locutor, que el tiempo vuela"
-"Por ejemplo, vamos a evacuar (con perdn) la duda de nuestra amiga Lucrecia Borges, del barrio La Chalampa. Le pregunta, 'Doctor: Qu hago con mi marido, que no me toca hace tres meses pero el otro da lo pesqu tratando de empernarse a la perra siberiana de mi vecino?'".
-"Bueno...parece un caso complicado. Sin duda, se trata de tendencias zooflicas motivadas por cierta disfuncin sexual conocida como "Megarchitis perroadicta", que necesita un tratamiento especial. Por cierto, no se trata de un mal irreversible, y en nuestra clnica contamos con los medios para eliminarlo. As que la esperamos por all, Lucrecia, con su marido y si es posible con la perra. Porque me acabo de acordar que tengo un paciente al que le gusta enfiestarse a los perros, y paga muy buena guita por eso...Sigamos con las consultas, amigo locutor"
-"Ejem...Otra consulta que nos ha llegado es la de Gonzalo Muchamilk, desde Villa Manosanta, que nos dice: 'Mi vida sexual es casi inexistente, lo cual me tiene ms turbado que antes. No consigo mujeres ni pagando, mire lo que le digo. Ser que me han engualichao?'"
-"No, mi amigono me diga eso, que est completamente reido con el rigor cientfico que aplicamos en nuestra tarea, combatiendo todo tipo de supercheras baratas e impropias de los tiempos que corren! Lo suyo se soluciona rpido, y ya mismo le digo como: Agarre un sapo viudo de segundas nupcias, le abre la panza, le saca el hgado, lo dejar secar a la intemperie una noche de luna llena y despus lo machaca mezclndolo con tres patas de araa overa de galpn, hecha todo en una olla de bronce llena de agua bendita y, despus de rezar ocho padrenuestros al revs, se lo toma. Va a ver como se le solucionan todos sus problemas. Pero hgalo rpido, que usted est en riesgo de sufrir una embolia lctea. Sigamos con las consultas de los amigos oyentes, por favor"
-"Muy interesante ese ltimo consejo, Doctor. Pasemos ahora a la inquietud que nos plantea Estela Mento, del barrio Parednydespues. Dice: 'Mi novio es un insaciable. Ya le entregu hasta los agujeros que no tengo, y sin embargo no queda satisfecho nunca. Para colmo, despus sale por ah a buscar ms, y si es por meterla en algn buraco es capaz de fifarse hasta un poncho. Qu puedo hacer?'. Aparenta ser un caso grave, doctor"
-"Mire, mi amiga... por lo que me dice, su novio estara sufriendo de una forma de insatisfaccin sexual crnica conocida vulgarmente como "bichoconojosyomelocojo", cuyo nombre cientfico es "Poligarchus indiscriminatum". La invito a visitarme en la clnica, acompaada de su novio, por supuesto, y podemos empezar una terapia grupal junto a una paciente ninfmana que tengo y que ya no s con qu darle".
-"Si no es mucha molestia, Doctor...avseme cuando rena a la amiga Estela, al novio y a su otra paciente, que siempre me result interesante la problemtica de la sexualidad humana, sabe?"
-"Como no, querido locutor. Pero lleve forros. Continuemos, por favor"
-"Ahora leeremos la consulta del televidente Artemio Partusi, de Franja de Gaza, que nos dice: 'Doctor, le cuento mi caso; no consigo excitarme si no estoy al menos con tres mujeres a la vez. Se imaginar que mi vida es un calvario, porque si bien hay mucha atorranta por ah que enseguida se prende, a veces tengo que garpar, y estoy quedando en la ruina por culpa de esto. Qu puedo hacer?'. Sin duda, una situacin delicada, doctor"
-"Vea, mi amigo...lo suyo no es tan complicado, y no tiene porque arruinarse para darle el gusto a su instinto. Yo dira que usted padece de "Braguetitis multitudinaria", lo cual lo lleva a tener satisfaccin sexual solamente con varias compaeras a la vez. Pero en nuestra clnica eso lo arreglamos fcil... se me viene una tardecita, y de inmediato lo dejo en manos de mi colega Carlos Alberto Jompi, que le ensear nuevas formas de encarar su sexualidad. Le garantizo que despus de la primera sesin con l, se va a olvidar no solo de esa mana de encamarse con varias minas, sino hasta de las mujeres en general. Eso si: la vaselina la trae usted, o tendremos que cobrrsela aparte. Y que sea mucha, porque la va a necesitar"
-"Muy bien, Doctor...lamentablemente se nos acab el tiempo, pero volveremos a encontrarnos en una prxima emisin de este programa" -"Por supuesto que si, y en mi siguiente aparicin vamos a hablar sobre una muy interesante actividad que desarrollaremos en nuestra clnica. Se trata del seminario 'Que hacer si su hija le sali trola', destinado a padres que enfrentan ese grave problema. All analizaremos como encarrilar a estas degeneraditas que hay ahora".
-"Esperamos impacientemente la informacin que nos quiera brindar sobre tan importante actividad de divulgacin, querido Doctor, y le prometo estar all, porque el otro da encontr a mi hija menor enroscada en el bao con su mejor amiga, el vecinito de al lado, un enano de jardn y el gato siams de mi ta Ramira. Y nos vamos, estimados oyentes; pero ser por poco tiempo, ya que en cualquier momentito de estos el Dr. Jos Mara Poratriqui volver con nosotros para otra entrega de EL SEXO AL ALCANCE DE TODOS (al menos de todos aquellos que tengan manos) Ser hasta entonces".-


Autor: Peter Cantropus
Escrib� tu opini�n sobre Radiosexo
Nombre o Nick:
T�tulo:
Comentario: