Cronicas de un hombre comun

Juan era un hombre comn.
Viva en Buenos Aires, en el barrio de Almagro.
Bsicamente, era un hombre bueno, mas bien normal.
Sufra de las tpicas contradicciones de un cuarentn, soltero, que viva solo y que poda mantenerse.
Estaba desilusionado de cmo estaba el mundo, pero todava tena alguna esperanza.
No saba donde estaba la felicidad y la buscaba, no con mucho empeo, se cansaba de eso y se desilusionaba de nuevo.
A veces conoca a alguna chica que lo motivaba un poco y lo vinculaba un poco socialmente. Pero siempre se terminaba.
Juan haba asumido que no saba mantener relaciones en el tiempo.
Su familia era sus padres, a quien amaba y saba que ellos no sobreviviran a l.
Eso lo aterraba, y trataba de ser un buen hijo, bsicamente, devolver algo de lo que haba recibido siempre....amor incondicional.
Tambin tenia un hermano que se llamaba Santiago, pero casi no se vean.
Santiago era un tipo exitoso laboral y econmicamente, pero le faltaba corazn.
Casi siempre se senta avergonzado de su soberbia.
Juan tena un trabajo bastante bueno, no lo haca muchas horas, era totalmente independiente y siempre pudo mantenerse bastante bien.
Vea a los mas jvenes como se preparaban para competir y como competan y saba que podan hacer papillas con el.
Sobreviva a los aos, a los cambios polticos y sociales, mas o menos siempre igual y estaba seguro que era por suerte, pero tambin por instinto.
Reciba permanentemente estmulo de competencia, por la publicidad y por una sociedad que en Baires era fcilmente influenciable por cualquier novedad.
Juan se acordaba que haca 15 o 20 aos apenas, se era mas feliz.
La gente trabajaba y mantena a su familia y no tema que eso nunca dejara de pasar.
Todo era mas normal. Se viva con mucha, poca y casi siempre nada de plata.
Se sala con chicas muy lindas en colectivo y se comparta un cigarrillo.
El que estaba mejor tena un auto o algo de marca, pero todo era mas parejo.
Lo aterraba caerse del sistema porque saba que no iba a tener fuerzas ni capacidad para volver a integrarse.
Le gustaba tener un buen coche y vivir bien pero saba que todo era ficticio.
Estaba como todos influenciado por la TV.
Pero se daba cuenta que todo estaba digitado por los gobiernos que compraban medios y que desviaban la atencin de la gente en cosas armadas para no mostrar lo importante.
Se rea de la gente que no vea que los noticieros era funcionales al poder de turno.
Escuchaba hablar una semana de violaciones, otra semana de un robo, otra semana de un asesinato, otra de un triunfo deportivo de alguien.
Y tambin era parte de eso, pero saba que todo era un engao.
Tal vez por eso se haba quedado solo. No crea mucho en nada.
Era parte de un sistema influenciable por un producto de moda, por un celular, por una marca de ropa, por un restaurante caro, o de vez en cuando por algn coche nuevo o algn viaje bien burgus.
Haca aos que estaba bombardeado por gente poderosa que promova la violencia mostrando cada vez mas desigualdad en los medios que compraban.
Le quitaban cultura a los nuevos jvenes bajando el nivel en la educacin.
Los distraan con moda todo el tiempo.
Apareci la palabra tendencia.
Se idealiz la belleza fsica, la juventud y la competitividad.
Ya no se poda salir con una chica linda sin auto o sin estar mas o menos en lnea, sin ser medianamente exitoso y sin estar a la moda.
La ambigedad sexual, las fiestas electrnicas y las drogas de laboratorio que hacan que no te cansaras era lo ltimo.
No le gustaba nada lo que vea.
Hasta los dibujos animados promovan todo eso.
En esa locura algunos se mantena en el sistema tratando de actualizarse va Internet y otros se hacan marginales.
El mundo se parti literalmente.
Los que quedaron se volvieron mas solitarios, mas egostas y con cada vez menos escrpulos.
Pero eso fue hace tiempo. Ahora la mitad que qued sigue partindose y va a seguir hacindose hasta no se sabe cuando.
Y saba que tal vez en algn momento le poda tocar y eso lo angustiaba.





Cada uno nace con un destino......le deca a sus amigos.
Lo deca por haberlo escuchado de sus abuelos y de sus padres, aunque sin mucha conviccin.
Cada vez que se haca mas viejo sabia que todo dependa de l.
Nada realmente brillante pero todo.
Sala a la calle todos los das a procurarse su sustento.
Ganaba y perda, como todos, pero consegua cosas que le gustaban, y cada vez que consegua algo tena que ganar para no perderlo.
Ese era su destino.
Se cansaba y se decepcionaba pero volva a sentir tentacin por algo o alguien e irremediablemente volva a empezar.
Tal vez pensaba demasiado y aunque se esforzara, no poda evitar ser diferente a los dems.
Juan saba demasiado de la vida y eso le jugaba en contra.
Tena esperanza en los chicos, soaba con que ellos poda cambiar al mundo, no as en los jvenes que se haban subido a esa locura.
Vea mas falta de escrpulos en los jvenes que en los adultos.
Pensaba que los nios iban a parecerse a los viejos y que esa poda ser la salida.
Amaba a los chicos y procuraba sacarles una sonrisa, pero no lograba comprometerse a tener un hijo.
Hubiera sido un buen padre.
Siempre deca que el da que tuviera un hijo lo ayudara a encontrar una pasin y le inculcara que eso sea lo importante.
Que toda su vida gire en torno a eso, porque lo nico que perdura en el tiempo hasta el da de tu muerte es la pasin por lo que te gusta.
Le impondra lmites y le enseara a ser respetuoso.
Un da se despert y sinti que estaba envejeciendo y no poda creer que hubiera pasado tan pronto.
Su vida fue intensa.
Pas por muchos momentos felices y de verdad se divirti.
Camin muchas veces por la cornisa y sobrevivi.
Se equivoc ni mas ni menos que otros, pero pag por cada equivocacin, esa era la diferencia.
Tuvo cuatro grandes amigos.
Al primero, Mariano, lo conoci cuando eran chicos de 10 aos y crecieron juntos.
Siempre se hizo un poco cargo de l, como un hermano mayor.
Se muri por las drogas y siempre crey que no haba hecho lo suficiente.
A Gabriela la conoci cuando volvi a empezar. Ella lo ayud a el y le gust.
Salieron un tiempo y cuando termin se hicieron amigos.
Estuvieron muchos aos juntos y la pasaron bien.
Ella siempre lo am y creo se sinti defraudada.
Gabriela esperaba mas de Juan y desilusionada se fue del pas a empezar de nuevo.
Alberto, fue su socio y amigo por casi 10 aos.
Eran muy distintos pero estuvo bien.
Alberto era un tiro al aire y termin cansando a Juan.
Se separaron despus de varias discusiones y nunca volvieron a verse.
Jos, fue su ltimo gran amigo.
Cuando se lo presentaron no le cay nada bien, despus se hicieron inseparables.
Jos era mayor que el y le ense mucho de la vida.
Fue bsicamente un tipo bueno.
Lo asesinaron en el medio de un asalto y ese dolor lo llev siempre.
Su ausencia se sinti siempre en su entorno.
Tuvo muchos otros amigos muy cercanos, aunque fue descuidndolos o dejando de verlos.
Nunca supo bien porque, probablemente por miedo a transitar otra prdida.


Tuvo cuatro grandes amores.
Uno cuando era muy joven que vivi intensamente.
Se llamaba Mara y cuando la conoci era la novia de un amigo.
Ella se enamor casi inmediatamente y dej a su novio.
Tardaron mucho en estar juntos.
El tena algunos cdigos del barrio que otros no tenan.
Pero no pudieron evitar amarse.
Se complementaban, haban sido hechos el uno para el otro.
Fue feliz con Mara, pero la tentacin pudo mas.
Le gustaba la noche, las chicas fciles, el alcohol en exceso y las drogas.
Quiso casarse pero se desbarranc y perdi todo.
Lo mas raro es que nunca la extra.
Haba pasado cinco de sus mejores aos con ella, amndola y siendo amado, proyectando tener una familia y soando con envejecer juntos, pero cuando se termin, casi no le doli.
Y no volvi a pensar en Mara.
Perdi todo pero iba a levantarse.
Era joven y carismtico y contaba con el amor incondicional de mucha gente.
Se recupero de su compulsiva manera de vivir y se rode de personas mas espirituales con los que tambin fue muy feliz.
Ayud a muchos y le gust hacerlo.
Conoci a muchas mujeres que lo amaron, pero l era diferente.
Siempre pensaba que esa no era y nunca pas mucho tiempo con ninguna.
Un da conoci a Celeste y no la pudo dejar de mirar.
Tambin estaba de novia con alguien que conoca.
Esta vez renunci a ella y se fue a vivir unos aos a otra ciudad.
Cuando volvi, Celeste estaba sola y el la eligi como amiga.
Vivieron una relacin de amantes, aunque nunca tuvieron sexo.
El deca que no quera enamorarse, aunque siempre lo estuvo.
Salan siempre juntos, solos o con sus novios y se cuidaban uno a otro.
Pero todo se termin.
Se lastimaron innecesariamente y se llenaron de resentimientos.
Si se hubiera comprometido con ella y se hubiese jugado, tal vez estaran juntos.
Esta vez si pens bastante en Celeste.
Pero eligi odiarla y no volver a verla.
Le haba hecho mucho dao y aunque el tambin era responsable de eso estaba seguro que no se lo mereca.
A partir de entonces pas los mejores momentos de su vida.
Creci mucho en lo laboral, cre su propia empresa, se asoci con un amigo con quin la pas muy bien y se divirti mucho.
Gan buen dinero y cambi sus hbitos.
Se hizo mas selectivo, se rode de cada vez menos gente, pero mas afn a el.
Empez a disfrutar de cosas que antes no poda hacer porque eran muy caras.
Pero lo mejor de el fue que nunca se la crey.
Conoca la naturaleza humana.
Crea mas en los pobres que en los ricos.
Trataba de ser generoso y amable con los que estaban peor y se fue rodeando de gente que se le pareciera.
Conoci personas realmente maravillosas.
Su amiga Gabriela le present a Silvina.
Tena una hija chiquita que lo adoraba y el se sinti contenido.
Pero no se decidi a convivir con ellas y se fue.
Sus amores mas apasionados fueron Paula, una chica mucho menor que el.
Ador a esa chica, ador sentirse mas joven e insisti por ella varias veces.
Pero no tenan muchas cosas en comn.
Y se termin muy a pesar de l.
A Julia la conoci en un viaje de vacaciones y lo volvi a intentar.
Hizo el esfuerzo pero ella no pas la prueba.
Julia haba resultado bastante egosta y no quiso correr el riesgo.
Y la dej ir.
Nunca le pidi a nadie que se quede.
Lo haca por dignidad pero nunca lo interpretaron y creo que siempre creyeron que era desinters.
Por eso estaba solo.
Sus relaciones de pareja eran cada vez mas cortas y pas perodos largos sin sexo.
En realidad casi no le importaba.
Le gustaba el sexo, pero si no lo tena era lo mismo.
Le decan que eso era falta de compromiso.
El saba que s, , pero elega eso.
La vida es un toma y daca constante, deca.
Para elegir algo irremediablemente haba que renunciar a otra cosa.
Y eligi la familia, los amigos y las buenas relaciones humanas pero no la convivencia.
Deca que si casarse y tener hijos fuera la nica solucin para no quedarse solo, los geritricos no estaran llenos de gente internada ah por ellos.
Pero nunca trat de inculcar eso, defenda a la familia de sus amigos y procuraba que la conserven.
Saba que no era fcil vivir solo.
Lo que no entenda era a la gente que le encantaba tener una pareja una y otra vez, y fracasaba, terminaba violentamente, y volva a intentarlo como si eso fuera lo nico en la vida.
Pero trataba de no juzgar a nadie.
Deca que vivir era difcil y que cada uno tenia que hacer lo que pudiera sin molestar a otro.
No soportaba la falta de respeto, la ingratitud, ni la gente ordinaria.
Para l no haba nada peor que un tipo berreta.
Tampoco le gustaba la gente gritona, pero poda aceptarlos.
Su vida transcurra normalmente aunque tena problemas con la apata y la postergacin.
Era talentoso, pero no tena voluntad.
Cada vez el inters por las cosas duraba menos y frecuentemente empez a pensar que no vala la pena el esfuerzo por conseguirlas.
Pero se alentaba y volva a creer.


Una noche estaba muy angustiado. Se vea enfermo y tena miedo de morir.
Estaba solo y cansado, pero saba que an no quera irse.
Esa noche no pudo dormir como casi siempre, pero esta vez no paraba de llorar.
Crea en Dios, claro, aunque no lo entenda.
Alguna vez le dijeron que no haba que entenderlo y eso tampoco lo entenda.
Y le pidi despus de muchos aos de estar enojado con El.
Esa noche llovi como nunca antes.
Mir por la ventana el agua caer sobre el vidrio y pudo dormirse unas horas.
Amaneci mejor, con mas esperanza, incluso de vio mas luminoso.
A partir de ah nunca pudo dejar de creer que alguien lo cuidaba.
Y pudo sentirse en paz.
Se dio cuenta que siempre fue un tipo de cdigos.
Atraves desgracias con una sonrisa.
Fue leal con sus amigos y tambin con sus enemigos.
Cuando terminaba relaciones por deslealtades ajenas nunca habl mal de nadie a pesar de quedar como culpable muchas veces.
Defendi siempre a su familia.
A su hermano, a pesar de muchas veces saber que no tena razn, solo por ser familia y nunca se lo cuestion.
Con sus padres a pesar de haberle hecho pasar dolor, cuando tuvo que estar, estuvo.


Ese da se prepar para volver a empezar y sali a la calle a seguir luchando.
Pero haba cambiado una vez mas.
Supo que estaba preparado para morir.
Sinti que todo lo que vendra iba a ser de regalo y se sinti aliviado.
Le quedaba otra vida mas y eligi vivirla sin miedo y con mas esperanza.
Ya poda estar tranquilo.
Iba a dejar un buen legado.
Sinti que haba valido la pena y se ri de satisfaccin.


...........La historia de Juan es casi como la ma.


Autor: Gabriel Roman
Escrib� tu opini�n sobre Cronicas de un hombre comun
Nombre o Nick:
T�tulo:
Comentario: